Chile ofrece un entorno empresarial favorable para emprendedores y empresarios que desean establecer una sociedad por acciones. Este tipo de estructura empresarial brinda diversas ventajas, como la limitación de responsabilidad y la posibilidad de atraer inversiones de terceros. Aquí te presentamos una guía paso a paso para la creación de una sociedad por acciones en Chile.

¿Qué una Sociedad por Acciones?

Una sociedad por acciones, también conocida como sociedad anónima, es una forma de organización empresarial en la que el capital social está dividido en acciones. Estas acciones representan la propiedad de la empresa y pueden ser compradas o vendidas por los accionistas en el mercado de valores.

Contabilízate, una empresa especializada en asesoramiento contable y tributario puede ser de gran ayuda en la creación y gestión de un Spa. Sus servicios incluyen la orientación en la elección de la estructura legal adecuada, la preparación de documentación legal, y el establecimiento de un sistema contable. Además, ofrece asesoramiento en aspectos tributarios, como la inscripción y cumplimiento de obligaciones fiscales, identificación de beneficios fiscales y deducciones. La empresa también brinda apoyo en la gestión financiera, recursos humanos y normativas específicas del sector Spa, asegurando el cumplimiento normativo y la integridad financiera. Con auditorías y revisiones periódicas, así como la actualización constante sobre cambios normativos,

La colaboración con Contabilízate puede proporcionar al Spa la tranquilidad de que sus asuntos contables y tributarios están en manos de profesionales, permitiéndoles concentrarse en el crecimiento y la gestión eficiente de su negocio.

Algunas características clave de una Sociedad por Acciones incluyen:

1. Responsabilidad limitada: Los accionistas tienen responsabilidad limitada, lo que significa que su responsabilidad está limitada al monto de su inversión en acciones. En caso de pérdidas financieras o problemas legales, los accionistas no son personalmente responsables más allá de su aportación de capital.

2. División de capital social: El capital social de la sociedad por acciones se divide en acciones, que son unidades de propiedad. Los accionistas poseen estas acciones y tienen derechos proporcionales a su participación en la empresa.

3. Transferencia de acciones: Las acciones de una sociedad por acciones son generalmente transferibles, lo que facilita la compra y venta de participaciones en la empresa. Esta liquidez es una ventaja para los accionistas.

4. Órganos de gobierno: La sociedad por acciones tiene una estructura de gobierno que suele incluir una junta directiva y un equipo de administración. La junta directiva toma decisiones estratégicas importantes, mientras que la administración cotidiana está a cargo del equipo ejecutivo.

5. Registro público: La mayoría de las sociedades por acciones deben registrarse y cumplir con regulaciones específicas establecidas por la jurisdicción en la que operan. Además, suelen estar sujetas a la presentación de informes financieros periódicos.

6. Financiamiento a través de emisión de acciones: Las sociedades por acciones pueden obtener financiamiento emitiendo nuevas acciones. Esto les permite recaudar capital para financiar proyectos, expansiones o cualquier otra necesidad financiera.

Las sociedades por acciones son comunes en el ámbito empresarial y son utilizadas para una variedad de actividades comerciales. Algunos ejemplos de sociedades por acciones son las grandes corporaciones que cotizan en bolsa.

Agenda una reunión en Contabilízate, para tener más información.

Aquí tienes el paso a paso para la creación de una Sociedad por Acciones:

Paso 1: Investigación y Planificación

Antes de iniciar el proceso de creación de una sociedad por acciones, es crucial realizar una investigación exhaustiva. Define el propósito de tu empresa, investiga el mercado y asegúrate de que el tipo de sociedad por acciones sea la estructura adecuada para tus objetivos comerciales.

Paso 2: Elección del Tipo de Sociedad

En Chile, existen dos tipos de sociedades por acciones: la Sociedad Anónima (S.A.) y la Sociedad por Acciones (SpA). La elección entre ambas dependerá de tus necesidades y preferencias. La Sociedad Anónima generalmente se utiliza para empresas más grandes, mientras que la Sociedad por Acciones es adecuada para empresas más pequeñas y flexibles.

Paso 3: Redacción de los Estatutos Sociales

Los estatutos sociales son documentos legales que establecen las reglas internas de la sociedad. Incluyen detalles sobre la estructura de la empresa, los derechos y obligaciones de los accionistas, la forma de tomar decisiones y otros aspectos importantes. Puedes redactar los estatutos tú mismo o buscar la asesoría de un abogado especializado en derecho empresarial.

Paso 4: Constitución de la Sociedad

Una vez redactados los estatutos, deben constituir la sociedad ante un notario público. Para ello, debes presentar una escritura de constitución que incluya información como la identificación de los accionistas, el capital social, la estructura de la empresa y otros detalles relevantes. El notario validará el proceso y emitirá un certificado de constitución.

Paso 5: Inscripción en el Registro de Comercio

Después de obtener la escritura de constitución, debes inscribir la sociedad en el Registro de Comercio del Servicio de Impuestos Internos (SII). Esta inscripción es obligatoria y permite que la sociedad adquiera personalidad jurídica. Debes presentar los documentos requeridos junto con el pago de las tarifas correspondientes.

Paso 6: Obtención del RUT y Apertura de Cuenta Bancaria

Tras la inscripción en el Registro de Comercio, obtendrás el Rol Único Tributario (RUT) de la sociedad. Este número es esencial para realizar transacciones y cumplir con las obligaciones fiscales. Además, deberás abrir una cuenta bancaria a nombre de la sociedad para canalizar las transacciones financieras.

Paso 7: Cumplimiento de Obligaciones Tributarias y Legales

Una vez creada la sociedad, debes cumplir con las obligaciones tributarias y legales. Esto incluye la presentación de declaraciones de impuestos, la celebración de reuniones de accionistas y la actualización periódica de los registros comerciales.

Crear una sociedad por acciones en Chile es un proceso estructurado que requiere planificación y cumplimiento de trámites legales. Al seguir estos pasos, estarás en camino de establecer una entidad legalmente reconocida que te permitirá llevar a cabo tus actividades comerciales de manera efectiva y en cumplimiento con la legislación chilena.

Te recomendamos que tengas una asesoría contable y legal para garantizar tu éxito, contáctate con nosotros.